Home > About Ford > Noticias > 2020 > Tecnología verde: ¿qué es y cómo se está implementando?
Tecnología verde: ¿qué es y cómo se está implementando?
07/02/20
  • En este artículo te contamos qué es la tecnología verde o tecnología ambiental, su impacto en empresas e industrias como la automotriz y su aplicación en hogares.
  • La tecnología verde ha llegado para reducir nuestro impacto ambiental. ¿En qué consiste esta tecnología? ¿Cómo se aplica en empresas, industrias y hogares?
  • En este artículo te contamos qué es la tecnología verde o tecnología ambiental, su impacto en empresas e industrias como la automotriz y su aplicación en hogares.
  • La tecnología verde ha llegado para reducir nuestro impacto ambiental. ¿En qué consiste esta tecnología? ¿Cómo se aplica en empresas, industrias y hogares?
La tecnología verde busca dar mejor uso a la tecnología y reducir su impacto ambiental.

La sostenibilidad ha pasado de ser una utopía a ser indispensable para proteger los recursos de futuras generaciones. Por esto, la tecnología verde ha surgido para reducir el desperdicio de recursos y por consiguiente disminuir nuestro impacto ambiental.

Tecnología verde: ¿en qué consiste?

La tecnología verde se refiere al uso eficiente de la tecnología para maximizar su tiempo de vida útil y reducir su impacto ambiental. Bajo este concepto, la producción y comercialización de los avances científicos, tecnológicos e innovadores debe deteriorar lo menos posible al entorno (Serrano, 2014).

Los siguientes son los cuatro factores del ciclo de vida de la tecnología verde según Murugesan (2008):

1. Utilización: exigiendo menos consumo energético.
2. Diseño: siendo eficiente y respetuosa con el ambiente.
3. Fabricación: eliminando o minimizando los efectos negativos de su fabricación en el ambiente. Por ejemplo, menos emisiones de CO2, desechos, etc.
4. Eliminación: siendo reutilizable, renovable y/o reciclable.

Tecnología verde en empresas e industrias
Hoy la sostenibilidad, el ahorro y la minimización de los efectos ambientales son prioridades empresariales. Aquí, algunos ejemplos de cómo estas necesidades están transformando diferentes sectores e industrias:

Digitalización y cloud computing

La principal tendencia de tecnología verde en las compañías es la digitalización. Con el cloud computing prácticamente toda empresa ha migrado sus archivos y procesos a la nube. Esto ha traído una disminución del uso de papel, cartuchos de tintas de impresión, CD y otros materiales desechables. Además, se reduce significativamente el consumo energético al no tener servidores locales.

Impresoras 3D: tecnología verde

Las impresoras 3D han llegado para asegurar una mayor eficiencia en los procesos de fabricación. Al usar únicamente el material necesario, evitan el desperdicio de materiales y la generación de desechos.

Asimismo, permiten producir piezas ligeras. Empresas como Airbus (2019) fabrican así gran parte de sus aviones, por lo que logran que pesen hasta 55 % menos. Cada kilogramo menos en un avión evita la emisión de 25 toneladas de CO2 durante su vida útil.

La sostenibilidad ha pasado de ser una utopía a ser indispensable para proteger los recursos de futuras generaciones. Por esto, la tecnología verde ha surgido para reducir el desperdicio de recursos y por consiguiente disminuir nuestro impacto ambiental.

Tecnología verde: ¿en qué consiste?

La tecnología verde se refiere al uso eficiente de la tecnología para maximizar su tiempo de vida útil y reducir su impacto ambiental. Bajo este concepto, la producción y comercialización de los avances científicos, tecnológicos e innovadores debe deteriorar lo menos posible al entorno (Serrano, 2014).

Los siguientes son los cuatro factores del ciclo de vida de la tecnología verde según Murugesan (2008):

1. Utilización: exigiendo menos consumo energético.
2. Diseño: siendo eficiente y respetuosa con el ambiente.
3. Fabricación: eliminando o minimizando los efectos negativos de su fabricación en el ambiente. Por ejemplo, menos emisiones de CO2, desechos, etc.
4. Eliminación: siendo reutilizable, renovable y/o reciclable.

Tecnología verde en empresas e industrias
Hoy la sostenibilidad, el ahorro y la minimización de los efectos ambientales son prioridades empresariales. Aquí, algunos ejemplos de cómo estas necesidades están transformando diferentes sectores e industrias:

Digitalización y cloud computing

La principal tendencia de tecnología verde en las compañías es la digitalización. Con el cloud computing prácticamente toda empresa ha migrado sus archivos y procesos a la nube. Esto ha traído una disminución del uso de papel, cartuchos de tintas de impresión, CD y otros materiales desechables. Además, se reduce significativamente el consumo energético al no tener servidores locales.

Impresoras 3D: tecnología verde

Las impresoras 3D han llegado para asegurar una mayor eficiencia en los procesos de fabricación. Al usar únicamente el material necesario, evitan el desperdicio de materiales y la generación de desechos.

Asimismo, permiten producir piezas ligeras. Empresas como Airbus (2019) fabrican así gran parte de sus aviones, por lo que logran que pesen hasta 55 % menos. Cada kilogramo menos en un avión evita la emisión de 25 toneladas de CO2 durante su vida útil.

La tecnología verde ya es una realidad en hogares y empresas.

La tecnología verde en los hogares

La domótica, o gestión inteligente de hogares, es considerada tecnología verde al contribuir a la eficiencia energética. De hecho, existen casas y edificios con paneles solares y molinos de viento como fuentes alternativas de energía.

Sus integraciones permiten optimizar la iluminación de un lugar. Por ejemplo, gracias a las persianas y cortinas inteligentes es posible adaptar la iluminación a la luz solar. De igual manera, con la domótica es posible apagar automáticamente el WiFi, las luces, la calefacción o el aire acondicionado cuando la casa queda sola. Incluso, encender todo cuando alguien regresa.

Por otro lado, también ayuda a ahorrar agua y combustibles. Por eso, sus avances permiten detectar fugas de agua y gas, medir la humedad del suelo para controlar el riego de jardines y reciclar aguas grises.

Vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos son el principal ejemplo de tecnología verde en la industria automotriz. Al carecer de tubos de escape, no generan emisiones de CO2. Además, sus baterías son reciclables, lo que genera una eliminación ecológica.

El futuro de la industria automotriz

Esta tecnología ambiental aplica también para la industria automotriz, que está generando vehículos más ligeros, rápidos y económicos. Además, gracias a la impresión 3D hoy se fabrican ágilmente repuestos y piezas descontinuadas. De esta forma, se evita la obsolescencia de modelos antiguos de automóviles.

Eléctricos, híbridos o de combustión, mientras menos pesen, menos energía o combustibles necesitarán. Además, podrán acelerar y frenar rápidamente.

Se predice que la producción mundial de vehículos eléctricos aumentará a 18 millones por año en 2024 y que para finales de 2020 habrá 250 nuevos modelos comparados con los modelos creados para 2019. Así, se estima que un cuarto de todos los autos producidos tendrá un motor eléctrico para 2025 (Henkel, 2019).

La industria automotriz enfrenta desafíos para masificar y hacer los autos eléctricos tan accesibles como los tradicionales. No obstante, es un futuro certero que responde a consumidores cada vez más conscientes de su responsabilidad ambiental.  

Referencias bibliográficas


Serrano (2014). Ciencia, tecnología verde e innovación. Recuperado de https://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Ciencia-tecnologia-verde-e

Murugesan (2008). Harnessing Green IT: Principles and Practices. Recuperado de https://www.pitt.edu/~dtipper/2011/GreenPaper.pdf

Airbus (2019). 3D Printing. Decarbonisation meets digitalization. Recuperado de https://www.airbus.com/public-affairs/brussels/our-topics/innovation/3d-printing.html

Henkel (2019). Avanzando hacia una nueva era en la industria automotriz. Recuperado de https://www.henkel.es/actualidad/coches-electricos-futuro-autonomia-1003880

La tecnología verde en los hogares

La domótica, o gestión inteligente de hogares, es considerada tecnología verde al contribuir a la eficiencia energética. De hecho, existen casas y edificios con paneles solares y molinos de viento como fuentes alternativas de energía.

Sus integraciones permiten optimizar la iluminación de un lugar. Por ejemplo, gracias a las persianas y cortinas inteligentes es posible adaptar la iluminación a la luz solar. De igual manera, con la domótica es posible apagar automáticamente el WiFi, las luces, la calefacción o el aire acondicionado cuando la casa queda sola. Incluso, encender todo cuando alguien regresa.

Por otro lado, también ayuda a ahorrar agua y combustibles. Por eso, sus avances permiten detectar fugas de agua y gas, medir la humedad del suelo para controlar el riego de jardines y reciclar aguas grises.

Vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos son el principal ejemplo de tecnología verde en la industria automotriz. Al carecer de tubos de escape, no generan emisiones de CO2. Además, sus baterías son reciclables, lo que genera una eliminación ecológica.

El futuro de la industria automotriz

Esta tecnología ambiental aplica también para la industria automotriz, que está generando vehículos más ligeros, rápidos y económicos. Además, gracias a la impresión 3D hoy se fabrican ágilmente repuestos y piezas descontinuadas. De esta forma, se evita la obsolescencia de modelos antiguos de automóviles.

Eléctricos, híbridos o de combustión, mientras menos pesen, menos energía o combustibles necesitarán. Además, podrán acelerar y frenar rápidamente.

Se predice que la producción mundial de vehículos eléctricos aumentará a 18 millones por año en 2024 y que para finales de 2020 habrá 250 nuevos modelos comparados con los modelos creados para 2019. Así, se estima que un cuarto de todos los autos producidos tendrá un motor eléctrico para 2025 (Henkel, 2019).

La industria automotriz enfrenta desafíos para masificar y hacer los autos eléctricos tan accesibles como los tradicionales. No obstante, es un futuro certero que responde a consumidores cada vez más conscientes de su responsabilidad ambiental.  

Referencias bibliográficas


Serrano (2014). Ciencia, tecnología verde e innovación. Recuperado de https://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Ciencia-tecnologia-verde-e

Murugesan (2008). Harnessing Green IT: Principles and Practices. Recuperado de https://www.pitt.edu/~dtipper/2011/GreenPaper.pdf

Airbus (2019). 3D Printing. Decarbonisation meets digitalization. Recuperado de https://www.airbus.com/public-affairs/brussels/our-topics/innovation/3d-printing.html

Henkel (2019). Avanzando hacia una nueva era en la industria automotriz. Recuperado de https://www.henkel.es/actualidad/coches-electricos-futuro-autonomia-1003880

Acerca de Ford Motor Company

Ford Motor Company es una empresa automotriz y de movilidad con base en Dearborn, Michigan. Con alrededor de 200.000 empleados y 67 plantas en todo el mundo, el negocio central de la empresa incluye el diseño, producción, comercialización, financiación y el servicio de toda la línea de autos, camiones, SUVs y vehículos eléctricos, así como también, de la línea Lincoln. Al mismo tiempo, Ford está persiguiendo de manera acentuada nuevas oportunidades a través de su plan Ford Smart Mobility para constituirse en líder respecto a conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de cliente y big data. La empresa provee servicios financieros a través de Ford Motor Credit Company.

Por su parte, Ford Motor de Colombia cuenta con toda una infraestructura de apoyo a la marca, en las áreas de Operaciones de Venta, Servicio Técnico, Ingeniería de Producto, Repuestos, Comunicaciones, Mercadeo, Publicidad y Entrenamiento en el área automotriz. Además, ofrece a todos los propietarios Ford un servicio de asistencia en carretera las 24 horas, y cobertura por garantía en cada uno de sus modelos. Ford brinda también una amplia cobertura gracias a su red de concesionarios, conformada hoy por 38 puntos de venta ubicados en las principales capitales.

Integrada a la organización de Ford West Coast Markets & Direct Markets, desde donde se coordinan las actividades de la marca para Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Venezuela, Bolivia, Paraguay y Uruguay, Ford Motor de Colombia hace parte de la operación automotriz dentro del esquema global de Ford Motor Company, cuyo objetivo es darle respaldo a sus productos y servicios, así como lograr la satisfacción total de sus clientes.

Acerca de Ford Motor Company

Ford Motor Company es una empresa automotriz y de movilidad con base en Dearborn, Michigan. Con alrededor de 200.000 empleados y 67 plantas en todo el mundo, el negocio central de la empresa incluye el diseño, producción, comercialización, financiación y el servicio de toda la línea de autos, camiones, SUVs y vehículos eléctricos, así como también, de la línea Lincoln. Al mismo tiempo, Ford está persiguiendo de manera acentuada nuevas oportunidades a través de su plan Ford Smart Mobility para constituirse en líder respecto a conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de cliente y big data. La empresa provee servicios financieros a través de Ford Motor Credit Company.

Por su parte, Ford Motor de Colombia cuenta con toda una infraestructura de apoyo a la marca, en las áreas de Operaciones de Venta, Servicio Técnico, Ingeniería de Producto, Repuestos, Comunicaciones, Mercadeo, Publicidad y Entrenamiento en el área automotriz. Además, ofrece a todos los propietarios Ford un servicio de asistencia en carretera las 24 horas, y cobertura por garantía en cada uno de sus modelos. Ford brinda también una amplia cobertura gracias a su red de concesionarios, conformada hoy por 38 puntos de venta ubicados en las principales capitales.

Integrada a la organización de Ford West Coast Markets & Direct Markets, desde donde se coordinan las actividades de la marca para Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Venezuela, Bolivia, Paraguay y Uruguay, Ford Motor de Colombia hace parte de la operación automotriz dentro del esquema global de Ford Motor Company, cuyo objetivo es darle respaldo a sus productos y servicios, así como lograr la satisfacción total de sus clientes.

Top